Vivimos en una sociedad en la que el heteropatriarcado nos ha hecho tener miedo a mostrarnos tal y como somos, a amar a quien queramos y a sentirnos libres. Pero ante su miedo, nuestra lucha diaria; contra sus agresiones, nosotras siempre combativas y ante sus intentos de acabar con nuestros logros, nuestro incesante avance.