lunes, 9 de junio de 2014

La UJCE con las y los becarios del Greco 2014

Desde hace ya más de dos meses la situación que viven las y los trabajadores encubiertos “Becarios” que realizan la labor de intérpretes de sala en la exposición El griego de Toledo, se he vuelto insostenible, ya que han estos no estaban dados de alta en la Seguridad Social hasta el día 8 de Mayo, comenzando el trabajo el 1 de Marzo; no perciben su salario completo ni a tiempo y ellos mismos deben proporcionarse el uniforme (solo ellos, pues a ellas se les proporciona un vestido de tallas reducidas y un pañuelo rosa.
Después de negociaciones y charlas amistosas entre los becarios y la responsable de la sociedad, María Bajo Gálvez, en las que pareció rectificar errores, la situación se volvió más insostenible, llegando a despedir a uno de ellos aludiendo, poca seriedad y falta de profesionalidad, cosas que constituyen un despido improcedente, ya que no existen causas objetivas, además de omitir el convenio firmado con la UCLM.
Las visitas, que son cobradas a 100€ son realizadas a una media de 4 tres visitas por becario, que haciendo los cálculos más prudentes sumarian unos 40.000 euros los que la empresa A Punto Eventos se embolsa durante la exposición. Destaca así pues la insaciable avaricia de doña María Bajo, la cual pretendía que de los 400€ que se les da a los becarios, se les descontase los 35€ que la empresa debe pagar a la SS más la multa por retraso que le iban a imponer a la empresa, teniendo como argumentos que “Esto es como las lentejas…” o “si no os gustan las condiciones podéis marcharos libremente” o “es que tenemos que repartir los cargos que sobrevienen haciendo un esfuerzo conjunto”. Esa reducción de sueldo quedaría en 350€ redondos de donde los recortes no sales.

“La finalidad primaria de la beca es la de facilitar el estudio y la incorporación del becario y no la de incorporar los resultados o frutos del estudio o trabajos de formación realizados al patrimonio de la persona que lo otorga, la cual no adquiere la posición del empleador o empresario jurídico laboral”
Tribunal supremo 1998

Por otra parte, además de saltarse el convenio firmado con la UCLM, la empresa obliga a los becarios a cumplir requisitos fuera de este, tales como tener disponibilidad plena durante los siete días de la semana, superando así el máximo de 25 horas semanales por los que eran contratados, lo que supone una relación laboral encubierta.
Los becarios, los días entre el 1 y 14 de marzo 15 días, los dedicaron a una formación autodidacta ya que los materiales que se les entregaron para aprender fueron el texto del audio guía que se les da a las personas que no pagan visita guiada, en el que además solo estaban un tercio de los cuadros de los 75 que existen en la exposición, por lo  que se incumple en convenio de colaboración con la UCLM y la hora del pago mensual, María Bajo, se negó a pagarles los 200 euros que les adeudaba, ofreciéndoles a cambio 50 euros a modo de “propinilla”.

“Es fundamental la finalidad formativa de la beca, mientras que si prevalece el interés de la entidad en la obtención de la prestación del servicio, y si la entidad hace suyos los frutos del trabajo del becado, se tratará de un contrato de trabajo y no de una beca”
Tribunal Supremo 1995

De malas maneras el día 8 de Mayo acudió María Bajo acudió al museo a entregar las nóminas y la resolución sobre el reconocimiento del alta que por presión del sindicato y a raíz de la denuncia a la inspección de trabajo se había visto obligada a hacer.
La UJCE Toledo se solidariza con las y los becarios que sufren las consecuencias de empresarios parásitos que aprovechan lo mejor de las jóvenes para realizar sus fines de menara barata y fácil.


Una vez más recordamos que el PARO Y LA PRECARIEDAD SON NUESTRAS CRISIS PERMANENTES y que debemos responder con organización y solidaridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ir arriba