martes, 22 de octubre de 2013

Llamamiento a la participación en la Huelga Educativa del 24 de Octubre



Desde la UJCE hacemos un llamamiento a la participación en la huelga del 24 de octubre. Una huelga convocada como respuesta a las políticas que tratan de consolidar el proceso de privatización de la educación pública. Despido del personal interino, reducción masiva de becas y endurecimiento de los requisitos necesarios para acceder a ellas o aumento de la ratio profesor/a-alumno/a, son algunas de las innumerables consecuencias que hemos sufrido durante los últimos años.


La implantación de la LOMCE (irónicamente llamada Ley de Mejora de la Calidad Educativa) no hará sino profundizar en la mercantilización del sistema educativo. Esta ley elitista, que se ha desarrollado a espaldas de la comunidad educativa, nos retrotrae a la época franquista, relegando a las lenguas cooficiales, socavando la participación democrática en los centros, induciendo su gestión empresarial y consolidando la deriva mercantilista del sistema. Una deriva de la que son responsables tanto el PSOE como el PP.

Si analizamos los datos advertimos que las enseñanzas medias no han sido las únicas perjudicadas por estas medidas, sino que las mismas han logrado desmantelar el carácter público de los ciclos de formación profesional y las universidades. A los recortes impuestos por el gobierno central se suman, en Castilla – La Mancha, los aplicados por el gobierno de Cospedal. Así, a la dramática reducción que sufrió el presupuesto destinado a la Universidad de Castilla – la Mancha (UCLM) el pasado curso académico, se añade el recorte de 9 millones de euros en la partida presupuestaria del próximo curso. Desde 2011, más de 400 trabajadores/as –incluyendo personal docente y de administración – han perdido sus puestos de trabajo y quienes lo conservan, han visto gravemente deterioradas sus condiciones laborales.

Los ataques a la educación pública no se están produciendo de forma aislada, sino que se están dando en paralelo a la agresión y el deterioro de otros derechos tan elementales como el acceso a la sanidad, a la vivienda o a un puesto de trabajo. La crisis está siendo utilizada como excusa para despojarnos de los derechos que con tanto esfuerzo conquistamos. Y mientras la mayoría de la población se empobrece, el paro y la precariedad se generalizan, las capas populares son expulsadas de las aulas y la juventud se ve abocada al exilio económico, las empresas se lucran con la privatización de la enseñanza, haciendo de ésta un nicho de mercado. Por ello, ahora más que nunca, es necesario movilizarse.

¡El 24 de octubre, defendemos lo público!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ir arriba