jueves, 1 de agosto de 2013

“Abriendo Caminos”, tras el populismo educativo



Acaba de finalizar en algunos centros de enseñanza secundaria de nuestra región el programa de estudios “Abriendo Caminos”

Este programa pretendía, según el consejero de educación, conseguir que el alumnado de 4º ESO que no había podido aprobar todas las asignaturas en Junio, y no había, por tanto, obtenido el graduado de la ESO, recibiese unas clases intensivas durante el mes de Julio y la primera semana de Septiembre, para que así consiguiesen aprobar en Septiembre y sacarse el graduado.


Hasta aquí bien, ¿no?; pero lo que no dice es que para acceder al programa, sí, puedes suspender algunas asignaturas, pero no puedes tener más de tres suspensas y en cada una de ellas tienes que haber sacado más de un tres de media, por lo que deja atrás a la gran masa de estudiantes que de verdad tienen problemas para aprobar estas asignaturas y conseguir el graduado.
Y es que los datos estadísticos muestran que el alumnado que reúne las condiciones necesarias para adherirse al programa (tres o menos asignaturas suspensas con una nota de 3 o superior) titulan prácticamente en su totalidad en la convocatoria de septiembre. Por el contrario, es precisamente el alumnado que queda excluido del programa (quienes tengan más de tres asignaturas suspensas o no lleguen a alcanzar el 3 en la nota) el que realmente se encuentra en peligro de no continuar o abandonar de forma prematura el sistema educativo. Por tanto queda desmontado el argumento de que se trata de un programa para “favorecer la continuidad en el sistema educativo”.

Pero entonces, podemos preguntarnos cuál es el verdadero fondo de la cuestión, cuál es en sí el fin del programa.
Cuando el gobierno estatal y regional del PP no ha hecho más que recortar durante el curso en material, profesorado, asistencia educativa, etc.; esto (y hay que decirlo claro) es un parche, una medida populista de última hora con la que maquillar el salvaje saqueo al que han sometido la educación pública.
La comunidad educativa ha sabido ver esto desde el principio, profesores, estudiantes, padres y madres, no hemos tragado con esta medida, que fue rechazada en todos los institutos de Toledo salvo en uno, por lo que no les quedó otra solución que encasquetársela a la concertada.

Desde la Juventud Comunista en Toledo hemos estado luchando contra ella porque sabemos que no era ninguna solución, sino un simple golpe de efecto para agradar a la opinión pública. Nuestra solución es clara, inversión real en educación, en educación laica y gratuita, y no parches populistas como los que nos propone el gobierno corrupto que dirige nuestra región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ir arriba