sábado, 2 de febrero de 2013

Luchamos contra las tasas, vencemos a la troika, ganamos el futuro

La Universidad Pública lleva años en un proceso de “cambio y transformación” del que forzosamente habrás tenido que oír hablar en los medios de comunicación, en tu clase de boca de tus profesores, en la cafetería charlando con tus colegas... Muchos han hablado de que este cambio está en Bolonia (Espacio Europeo de Educación Superior), en unos métodos pedagógicos más adecuados y modernos, o en la Estrategia Universidad 2015, en una gestión y financiación de las universidades adaptadas a los tiempos presentes.
Lo cierto es que adaptar la Universidad a los tiempos modernos no es sino adaptarla a los tiempos del capitalismo especulativo neoliberal y más concretamente a los tiempos de la crisis capitalista mundial. Así, podrás imaginarte la falacia que suponen algunos términos que escuchas habitualmente para justificar la actual deriva universitaria como “adquisición de competencias”, “responsabilidad social de la Universidad”, “responsabilidad de los estudiantes”, “gobernanza eficiente de la Universidad”, etc.

En efecto, como ya nos dijo la lucha contra Bolonia, la reforma universitaria tenía unos objetivos exclusivamente económicos y no era sino la forma en que los monopolistas, los banqueros, especuladores, industriales, los capitalistas de la Unión Europea preparaban la reconversión industrial de la Universidad para someterla al dictamen de las grandes empresas que querían una enseñanza superior que asegura la formación de una clase trabajadora asimilada a la precariedad, la flexibilidad, los contratos basura o la negación de derechos laborales y sindicales. Y de esta forma te cambiaron la licenciatura por el grado, te reformaron la selectividad, te subieron el precio de la matrícula de acceso; de esta forma trabajas con prácticas inservibles en clase o te encuentras en aulas masificadas.


Pero los capitalistas y las autoridades educativas de PP y PSOE que promovieron y vendieron esta reforma como la panacea de la Universidad en la “sociedad del conocimiento” no supieron o no quisieron prever la presente crisis. En el contexto actual de crisis capitalista global nos damos cuenta de la falsedad de todos y cada uno de los argumentos utilizados para defender el proceso de mercantilización universitaria, así como de lo que realmente suponían las reformas a largo plazo, con la particularidad de que ante las necesidades del capital europeo de precarizar y descualificar a la futura mano de obra universitaria de forma más radicalizada las tenemos ya en frente nuestras narices.

Y así es cómo se entiende que en los últimos tiempos se haya realizado una brutal subida de las tasas de hasta el 66%, se hayan endurecido las condiciones para la adquisición de una beca o se haya recortado profundamente la financiación pública de las universidades acercándonos a la posible desaparición de titulaciones y facultades. Por otra parte, los recortes presupuestarios son culpables del despido de centenares de trabajadoras y trabajadores en todo el estado, del despido y la emigración forzada de miles de investigadoras e investigadores o del comienzo del endeudamiento estudiantil (recordemos que subir las tasas y recortar en becas implicará, como ya dijo el ministro Wert, apertura de hipotecas para que el estudiantado costee sus estudios superiores).

Ante esta situación, las y los estudiantes hemos de responder clara y contundentemente, luchando para hacer frente a la subida de tasas y demás recortes en educación, venciendo a la troika europea e internacional que somete las políticas educativas a los intereses de la oligarquía, y ganando un futuro para la juventud estudiantil en que sea el conjunto de la comunidad educativa y las capas populares de la sociedad quienes decidan de qué modelo de educación dotarse para los intereses de la mayoría.

Pincha AQUÍ para descargar el panfleto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ir arriba