jueves, 6 de diciembre de 2012

IU CLM no participará en los actos oficiales de celebración del Día de la Constitución

Foto: IU CLM no participará en los actos oficiales de celebración del Día de la Constitución

Daniel Martínez: “No encontramos motivos para celebraciones y menos con quienes desde sus responsabilidades de gobierno pisotean los principios constitucionales más básicos y esenciales”

Ante las numerosas celebraciones oficiales del Día de la Constitución Española, Izquierda Unida ha querido comunicar que los cargos públicos y dirigentes políticos de la organización no van a participar en ninguno de los actos convocados en Castilla-La Mancha.

La justificación de esta decisión se encuentra en el continuo incumplimiento de los principios y valores básicos de la Constitución que ha pasado a ser una norma fundamental devaluada y convertida en papel mojado.  

No se cumple cumplen derechos sociales y civiles recogidos en la misma, como el derecho al trabajo, con la tasa de paro existente,  ni derecho a la vivienda, violentado por los desahucios,  ni el interés general, pues sólo prima el de los mercados. La igualdad de acceso a la Sanidad, a la Educación, a la protección social de colectivos sensibles, como los dependientes, la tutela judicial efectiva, y otros muchos principios está siendo arrasados por la lógica del mercado y la privatización, todo es negocio y mercado, la Constitución también.

La vía de los hechos niega el propio artículo 1 de la Constitución donde se define a España como un “Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”. Y en su apartado 2 señala que “la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. 

Según Daniel Martínez, Coordinador regional de IU, “del artículo 1 de la Constitución solo queda en esencia la monarquía, dado que hoy por hoy ni somos un Estado social, ni democrático ni de derecho, y ni la justicia, ni la igualdad, ni el pluralismo político son valores superiores, ya que el único valor superior que reconocen es el interés de los más poderosos, la corte eclesiástica y la gran banca junto a los mercados financieros”. “Además la soberanía nacional ya no reside en el pueblo español, ahora reside en la Troika”, añadió Martínez.

Izquierda Unida considera que la reforma constitucional del 2011, pactada por PSOE y PP, supuso la perversión del orden constitucional, sacrificando la cohesión social y territorial, por la prioridad absoluta de pagar primero a la Banca y una deuda en gran parte ilegítima, pues buena parte de ella es fruto de la corrupción y la especulación financiera contra nuestra deuda soberana, un ataque especulativo amparado y justificado desde los Gobiernos.

Por todo ello desde Izquierda Unida de Castilla-La Mancha consideran un ejercicio de hipocresía política absoluta pisotear la Constitución 364 días al año, romper con el consenso constituyente en aras de los intereses de los especuladores financieros, y el día 6 de diciembre poner en valor una Carta Magna absolutamente devaluada.

Señalar por último que Izquierda Unida mantiene su empeño en trabajar para lograr impulsar "un nuevo proceso constituyente” con el pueblo como protagonista.

http://www.izquierda-unida.es/node/11557
 
IU CLM no participará en los actos oficiales de celebración del Día de la Constitución

Daniel Martínez: “No encontramos motivos para celebraciones y menos con quienes desde sus responsabilidades de gobierno pisotean los principios constitu
cionales más básicos y esenciales”

Ante las numerosas celebraciones oficiales del Día de la Constitución Española, Izquierda Unida ha querido comunicar que los cargos públicos y dirigentes políticos de la organización no van a participar en ninguno de los actos convocados en Castilla-La Mancha.

La justificación de esta decisión se encuentra en el continuo incumplimiento de los principios y valores básicos de la Constitución que ha pasado a ser una norma fundamental devaluada y convertida en papel mojado.

No se cumple cumplen derechos sociales y civiles recogidos en la misma, como el derecho al trabajo, con la tasa de paro existente, ni derecho a la vivienda, violentado por los desahucios, ni el interés general, pues sólo prima el de los mercados. La igualdad de acceso a la Sanidad, a la Educación, a la protección social de colectivos sensibles, como los dependientes, la tutela judicial efectiva, y otros muchos principios está siendo arrasados por la lógica del mercado y la privatización, todo es negocio y mercado, la Constitución también.

La vía de los hechos niega el propio artículo 1 de la Constitución donde se define a España como un “Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”. Y en su apartado 2 señala que “la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”.

Según Daniel Martínez, Coordinador regional de IU, “del artículo 1 de la Constitución solo queda en esencia la monarquía, dado que hoy por hoy ni somos un Estado social, ni democrático ni de derecho, y ni la justicia, ni la igualdad, ni el pluralismo político son valores superiores, ya que el único valor superior que reconocen es el interés de los más poderosos, la corte eclesiástica y la gran banca junto a los mercados financieros”. “Además la soberanía nacional ya no reside en el pueblo español, ahora reside en la Troika”, añadió Martínez.

Izquierda Unida considera que la reforma constitucional del 2011, pactada por PSOE y PP, supuso la perversión del orden constitucional, sacrificando la cohesión social y territorial, por la prioridad absoluta de pagar primero a la Banca y una deuda en gran parte ilegítima, pues buena parte de ella es fruto de la corrupción y la especulación financiera contra nuestra deuda soberana, un ataque especulativo amparado y justificado desde los Gobiernos.

Por todo ello desde Izquierda Unida de Castilla-La Mancha consideran un ejercicio de hipocresía política absoluta pisotear la Constitución 364 días al año, romper con el consenso constituyente en aras de los intereses de los especuladores financieros, y el día 6 de diciembre poner en valor una Carta Magna absolutamente devaluada.

Señalar por último que Izquierda Unida mantiene su empeño en trabajar para lograr impulsar "un nuevo proceso constituyente” con el pueblo como protagonista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ir arriba