sábado, 28 de abril de 2012

Manifiesto de la UJCE para el Primero de Mayo


En este Primero de Mayo, después de más de cuatro años desde que estalló la crisis del sistema capitalista, la juventud trabajadora debemos traer una vez más a la memoria la lucha de todos aquellos que no se resignaron, que plantaron cara a la pauperización de sus condiciones laborales, siendo la labor de continuar su lucha una obligación para todos nosotros y nosotras.
En medio de una ola de recortes sin precedentes, el ejemplo de los Mártires de Chicago debe servirnos para hacer frente a estas medidas destinadas a sumir a la clase obrera en unas condiciones de vida y laborales cada vez más pobres. Mientras que la oligarquía sigue llenándose los bolsillos, con el apoyo de un Estado y un Gobierno fieles a sus intereses, a los jóvenes nos hunden en el pozo de la precariedad, del paro y de la emigración.
En crisis de este tipo se descubre la verdadera naturaleza del Estado capitalista, que no es más que una herramienta en manos de unos pocos empresarios para someter a la mayoría de la población. Las y los jóvenes comunistas ya hemos visto claro que la única manera de que nuestra voz sea escuchada y de ser forjadores de nuestro propio destino es con la construcción de un sistema alternativo, un sistema donde la gestión de los recursos y la organización del trabajo corra de nuestra cuenta, de la del conjunto de la clase obrera.
El primer paso para la construcción de un modelo socialista, es con la conformación de un bloque unitario de todos aquellos que estamos sufriendo la crisis en nuestras carnes, porque sin unidad no se puede alcanzar la victoria. La Huelga General del 29 de Marzo sirvió para avanzar hacia esto, además de ser una escuela práctica de lo que supone la lucha de la clase obrera organizada.

Esa Reforma Laboral que combatimos el 29 de Marzo, no se puede frenar en una sola batalla. Por eso entendemos que es una necesidad apremiante el seguir combatiéndola con todas nuestras fuerzas; no podemos resignarnos y dejar que se sigan imponiendo las órdenes de una patronal ansiosa de aumentar sus beneficios empresariales extrayéndonos más plusvalía y exprimiéndonos cada vez más. Una Reforma Laboral que abarata el despido, profundiza la precariedad, da más poder a los empresarios y a las ETT’s y trata de desregularizar el mercado de trabajo y reducir la capacidad de intervención de los sindicatos en la empresas es un atentado en toda regla al conjunto de la clase trabajadora y su juventud.
A esta Reforma Laboral impuesta por el Gobierno y alentada por los empresarios y las instituciones europeas, hay que sumar otras medidas que pretenden acabar con lo conquistado por la clase obrera durante décadas de lucha. Quieren acabar con la Sanidad y la Educación Pública, además de recortar en otros gastos sociales; les bajan los impuestos a los grandes empresarios y se perdona a los que defraudan a Hacienda; se sigue manteniendo a una Casa Real corrupta y en decadencia…
Todo esto es insultante cuando nos estamos acercando a los 6 millones de personas paradas, y se siguen sin plantear estrategias serias de creación de empleo que vayan más allá de rescatar a la economía especulativa e intentar volver al crecimiento ficticio, o favoreciendo la creación de una economía que vuelva a girar en torno a la construcción y al fomento de la del juego o el turismo. La lacra del paro no se va a solucionar intentando volver al “floreciente” año 2002, sino aplicando medidas que favorezcan la creación de un tejido productivo fuerte y sostenible, invirtiendo en industria de alto valor añadido y nacionalizando las empresas con alta importancia estratégica para los intereses del conjunto de la sociedad.
Desde la Unión de Juventudes Comunistas de España entendemos este Primero de Mayo como una nueva oportunidad para hacer frente a todos estos recortes, y creemos que es una jornada de vital importancia para avanzar en la creación de un bloque social que haga frente a las ofensivas del capital hacia la juventud trabajadora, tanto hacia aquellos que están en paro, como hacia aquellos que trabajan o estudian. Debemos luchar por nuestro futuro, y el primer paso es paralizar los recortes para después pasar a la ofensiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ir arriba